Fabricación casera para el desvio del agua de la lluvia

En varios países del mundo, los gobiernos nacionales ya implementaron disposiciones para que el agua de lluvia sea acopiada por edificios y empresas. Este es el caso de Alemania y Suiza.

Agua de la lluvia

Pero, ¿es posible hacer esto a nivel individual? No es una tarea del todo fácil, pero con un poco de esfuerzo esto es viable.

Componentes y funcionamiento de un filtro-desvio prefabricado y otro “casero” para llevar el agua a un deposito o bien verterlo al suelo siguiendo el curso de la bajante de pluviales.


La escasez de agua es un problema mundial debido a los efectos que ha tenido la actividad humana en el medio ambiente.

Los gobiernos y países están haciendo ya grandes esfuerzos para reducir el desperdicio de agua en las actividades a gran escala, pero es primordial que los hogares y personas tomen acciones concretas a nivel local para reducir el consumo de agua.

Una de las formas para disminuir nuestro consumo de agua en casa, es aprovechar las aguas de lluvias para regar las plantas y para el inodoro, además de reutilizar el agua de la lavadora, regadera y tarjas para regar las plantas y para el inodoro también.

Una manera de hacerlo es construyendo un filtro casero para reciclar y limpiar el agua de uso casero y volverla útil para regar el jardín, las huertas, e incluso para descargar el baño.

Los defensores de estos sistemas subrayan que el agua de lluvia, aunque no es potable, es idónea para su aprovechamiento doméstico. El consumo de agua en una vivienda supone una media de 150 litros diarios por persona, si bien la mitad se destina al inodoro, la lavadora, la limpieza general o el riego, actividades para las que no se necesita agua destinada al consumo humano. No obstante, si el usuario lo requiere, estos sistemas también pueden incorporar depuradoras de agua que permitan beberla.

Por otra parte, recuerdan que la cantidad de agua gratuita que se puede lograr es también importante. Por ejemplo, con un chubasco de 30 litros/m2 y una superficie de recogida de 150 m2, se puede obtener una reserva de 4.500 litros de agua. Además, al no contener cal, evita problemas en las tuberías o la lavadora, y supone un agua de riego más natural.

En cualquier caso, el aprovechamiento de las aguas pluviales no es algo nuevo. Hasta la generalización del suministro canalizado, a principios del siglo XX, se trataba de una práctica habitual, especialmente en las zonas rurales. En la actualidad, los países del norte de Europa, como Alemania o Suiza, se encuentran entre los más convencidos de estos sistemas. Por ejemplo, el país germano los subvenciona desde que se produjera su reunificación, por lo que ya hay varios miles de viviendas que utilizan alguno de estos equipos.

Por su parte, el aprovechamiento del agua pluvial puede ser vital para países en vías de desarrollo. En este sentido, algunos científicos y expertos de ONG han probado con éxito equipos económicos adaptados a las características de estos lugares. Por ejemplo, expertos de la Universidad canadiense de Ottawa demostraron que en Gaza, con sólo 400 milímetros de lluvia por año, estos sistemas podrían satisfacer las necesidades de agua de sus habitantes.

Comenta


Submit your review
* Required Field

Reformas en León y provincia

Posted in canalones